2.6.17

haverá dias melhores que outros


Ventana sobre lo prohibido

El hijo de Pilar y Daniel Wainberg fue bautizado en la costanera. Y en el bautismo le enseñaron lo sagrado:
Recibió una caracola… “Para que aprendas a amar el agua”
Abrieron la jaula de un pájaro preso… “Para que aprendas a amar el aire”
Le dieron una flor de malvón… “Para que aprendas a amar la tierra”
Y también le dieron una botellita cerrada… “No la abras nunca, nunca, para que aprendas a amar el misterio”.

Eduardo Galeano, Espejos. Una historia casi universal

Marcel Marceau, photo Henri Dauman . El gran mimo 

Follow by email